Querido 2018. Haciendo balance de este año

Querido 2018:

Está llegando el final, y no sabes lo rápido que has pasado. Has sido como un abrir y cerrar de ojos, ayer era enero y hoy estamos a finales de diciembre, ya es mi último día contigo. Parece mentira, y por eso hoy me apetecía hacer balance, ver un poco cómo has sido para mí. Así que sin más dilación, empecemos.

Te aseguro, 2018, que no has sido fácil. Has sido un año con muchos altibajos. Has tenido tus cosas buenas, pero también malas. Como todos los años. Así que hagamos un pequeño repaso por todo esto.

Me siento muy feliz, ya que en este año, en este 2018, he cumplido muchos propósitos. He superado mi meta de 50 libros que me propuse el 1 de enero, consiguiendo leer 99 novelas increíbles. Al hilo con esto he conocido nuevas autoras y autores que se han ganado un trozo de mi corazón, y he leído más historias de gente maravillosa a la que ya había leído con anterioridad y a la que quiero mucho, (véase Iria G. Parente y Selene M. Pascual). Me he adentrado más en la fantasía, género que cada vez me gusta más. Y he conocido en persona a autores que son amor y que se merecen todo lo bonito del universo.

2018, hay algo que tengo que agradecerte. He conocido (en persona porque no nos habíamos visto antes o simplemente por azares de la vida, y también virtualmente) a gente que para mí significa mucho y por eso, gracias. También por la gente que se ha ido, ya que todo el mundo aporta algo, aunque no se queden en tu vida.

Gracias también, querido 2018, porque he descubierto por fin lo que soy. Sé lo que siento, por quién lo siento y cómo lo siento. Ha sido duro, ha sido un proceso de autoaceptación que ha tenido sus más y sus menos. Pero estoy muy contenta por poder encajar en alguna parte al fin aunque me salga de lo “normal” en esta sociedad.

Sabes que estas últimas semanas especialmente están siendo un maldito desastre. Pero así es la vida, y ahora que tengo que despedirme de ti solo puedo agradecerte todos y cada uno de tus días, con todas y cada una de sus horas, sus minutos y segundos. Porque aunque hayas sido un año regular a veces, me has traído muchas cosas (sobre todo personas) buenas, bonitas y geniales a mi vida y eso no lo hacen todos los años.

¡Gracias, 2018, y hasta siempre!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s